952 27 45 40 - 637 54 89 53
info@amare.es

Noticias

Planificación familiar en la Artritis Reumatoide

Una revisión de la literatura científica aborda la fertilidad, el embarazo, la anticoncepción, los medicamentos durante el embarazo y la lactancia en personas con Artritis Reumatoide (AR).

Las parejas en la que uno de los miembros tenga Artritis Reumatoide debería acudir a su médico para recibir asesoramiento y atención antes de tomar la decisión de concebir (recomendable de 3 a 6 meses antes). Un embarazo deseado y programado permite la gestión del tratamiento antes, durante y después del embarazo y durante la lactancia. Con una preparación adecuada se optimizan los resultados tanto para la madre como para el bebé.

Artritis Reumatoide y Fertilidad
Después de analizar los resultados de varios estudios, podemos decir que las personas con Artritis Reumatoide pueden ver disminuida su fertilidad, aunque las razones que llevan a esto siguen sin estar claras, una de las explicaciones podría ser por el uso de ciertos fármacos para el tratamiento de su enfermedad.

Artritis Reumatoide y Anticoncepción
Además de prevenir un embarazo, la anticoncepción puede ofrecer beneficios únicos a las mujeres con AR, por ejemplo: puede ayudar a retrasar un embarazo no deseado hasta que la paciente esté usando el tratamiento de su enfermedad compatible con el embarazo o su enfermedad esté bien controlada. De esta forma, la anticoncepción puede optimizar el momento del embarazo y, por lo tanto, puede ayudar a mejorar los resultados tanto en la madre como en el feto.

La anticoncepción hormonal (la píldora), por lo general, no se asocia a un aumento o disminución de la actividad de la Artritis Reumatoide, según estudios clínicos.

Artritis Reumatoide y Embarazo
Está demostrado que la Artritis Reumatoide mejora durante el embarazo. Sin embargo, algunas mujeres pueden experimentar brotes tanto durante el embarazo como en el postparto.

En general, los resultados de los embarazos de mujeres con Artritis Reumatoide son favorables aunque se ha observado un aumento de nacimientos prematuros o bebés pequeños para la edad gestacional.

Seguridad de los medicamentos de la AR durante el embarazo y la lactancia
Hoy en día, con el cuidado médico y un embarazo deseado y programado, la mayoría de las pacientes con Artritis Reumatoide pueden llevar a cabo un embarazo y lactancia satisfactorios. Es necesario conocer los riesgos y conversar con tu médico antes de tomar una decisión definitiva.

Los AINE pueden afectar a la fertilidad y también se han relacionado con mayor riesgo de abortos espontáneos.

La hidroxicloroquina, la sulfasalazina, la azatioprina y la prednisona son compatibles con el embarazo. A pesar que estos fármacos se eliminan por leche materna, en general se encuentran a pequeñas concentraciones y se consideran compatibles con la lactancia.

Los anti-TNF son fármacos que parecen seguros durante el embarazo y la lactancia. De todas formas se recomienda evitar las vacunas con virus vivos en los bebés expuestos a anti-TNF durante el embarazo.

Tanto metotrexato como leflunomida son fármacos que están contraindicados antes y durante el embarazo por efectos teratogénicos (capaces de producir malformaciones congénitas en el bebé). Se recomienda que las mujeres tomen anticonceptivos durante el tratamiento con estos fármacos.

Ante el deseo de ser padres, se debe consultar con el reumatólogo para una buena planificación del embarazo, ya que sería prudente estar sin tratamiento con metotrexato durante meses previos a la concepción tanto en varones como en mujeres.

Por otro lado metotrexato y leflunomida deben evitarse durante la lactancia.

Se disponen de datos limitados sobre el uso de Tocilizumab, Abatacept, Rituximab y Anakinra durante el embarazo y lactancia, por lo que su uso debería evitarse.

Consideraciones masculinas
La Artritis Reumatoide no se ha relacionado claramente con infertilidad en los hombres, aunque algunos medicamentos para el control de esta enfermedad se han relacionado con una fertilidad baja.

Algunas directrices han sugerido que los padres deben cesar el tratamiento con metotrexato y leflunomida antes de concebir. Sin embargo los datos sobre este tema son limitados y debería valorarse cada caso de forma individual.

Los hombres no donarán semen durante el tratamiento ni durante los 6 meses siguientes a la suspensión del metotrexato.

Aunque los datos son limitados, los AINE, la hidroxicloroquina y los anit-TNF no parecen aumentar el riesgo de los niños de padres expuestos a estos tratamientos.

En conclusión, las mujeres con Artritis Reumatoide pueden tener embarazos exitosos particularmente cuando su enfermedad está controlada con medicamentos compatibles con el embarazo.

Se necesita una atención y asesoramiento de calidad para una planificación familiar en todos los pacientes en edad reproductiva con Artritis Reumatoide.

Fuente: In-pacient.es

Para ver la noticia completa pincha aquí.

Escribir un comentario