952 27 45 40 - 637 54 89 53
info@amare.es

Noticias

Los ojos también pueden verse afectados por la Artritis Reumatoide y otras enfermedades reumáticas sistémicas

Una revisión de la bibliografía científica nos resume la implicación de los ojos en las enfermedades reumáticas sistémicas, entre ellas la Artritis Reumatoide, Espondilitis Anquilosantes y otras.

La mayoría de las enfermedades reumáticas inflamatorias sistémicas pueden presentar manifestaciones clínicas fuera de las articulaciones. La identificación de la afectación ocular, no sólo es importante para prevenir daño en los tejidos de los ojos, sino que además, la inflamación ocular también podría ser un marcador sensible para identificar la gravedad de la enfermedad sistémica. De tal forma que las lesiones oculares pueden preceder a una exacerbación o brote de muchas enfermedades sistémicas, de ahí la importancia de conocer las manifestaciones oculares de las enfermedades reumáticas.

En el caso de la Artritis Reumatoide son varios los tejidos o partes de los ojos que se pueden verse afectadas. La “enfermedad de los ojos secos” es la afectación ocular más común y, a menudo, se observa en aquellos pacientes en los que la Artritis Reumatoide se asocia a un Síndrome de Sjögren, enfermedad autoinmune que afecta a las glándulas que producen lágrimas y saliva de ahí que se produzca sequedad en la boca y en los ojos.

En una investigación previa, se encontró que las mujeres con Artritis Reumatoide presentan una probabilidad 9 veces mayor de presentar enfermedad de ojos secos que los hombres.

Los investigadores de esta revisión concluyen que los ojos podrían ser un marcador sensible en el inicio de la enfermedad y para reactivaciones o brotes de varias enfermedades reumáticas. Incluso la afectación ocular puede presentarse antes del diagnóstico de las enfermedades reumáticas sistémicas. Las manifestaciones oculares más comunes son diferentes tipos de inflamación en los diferentes tejidos o espacios de los ojos y la enfermedad de los ojos secos.

Si se reconocen los trastornos oculares de las enfermedades reumáticas sistémicas, podría ser posible evitar o al menos retrasar muchas secuelas a largo plazo.

Si tienes Artritis Reumatoide y experimentas dolor o molestias en los ojos, cambios en la visión o cualquier problema ocular, consulta a tu oftalmólogo y que te evalúe. Un tratamiento temprano puede ayudar a prevenir complicaciones que amenazan la vista.

Fuente: In-pacient.es

Para ver la noticia completa pincha aquí.

Escribir un comentario