952 27 45 40 - 637 54 89 53
info@amare.es

Noticias

Las mujeres con Artritis Reumatoide tienen problemas para acceder a un calzado apropiado

El dolor y la deformidad de los pies son muy frecuentes entre personas con Artritis Reumatoide. Las mujeres con esta enfermedad se enfrentan a múltiples barreras para encontrar un calzado que satisfaga sus necesidades de comodidad y estética deseada. Un estudio de reciente publicación investiga qué factores influyen en la elección de un calzado apropiado para las mujeres con Artritis Reumatoide.

La Artritis Reumatoide se caracteriza por la inflamación de las articulaciones del pie que puede provocar daños y deformidades que se acompañan de dolor, discapacidad y la imposibilidad de utilizar “zapatos normales” que venden en cualquier zapatería. Aproximadamente la mitad de las personas tienen afectadas las articulaciones de los pies en el momento del diagnóstico y prácticamente la totalidad de los pacientes comunican problemas con los pies dentro de los 10 primeros años del inicio de la enfermedad.

Tanto el dolor como los cambios en la estructura de los pies pueden representar una dificultad para que las personas con Artritis Reumatoide puedan conseguir un calzado adecuado de venta en las zapaterías.

El calzado terapéutico especial, para pies delicados, en las personas con Artritis Reumatoide, puede mejorar el dolor y la movilidad, pero es muy caro, su disponibilidad es limitada y, a menudo, es considerado inaceptable desde el punto de vista estético. Por otro lado, el calzado que podemos encontrar en las zapaterías puede no ser el adecuado y podría exacerbar los problemas en los pies.

Un estudio ha realizado entrevistas a mujeres con Artritis Reumatoide para explorar sus experiencias en relación con respecto a la compra y uso de los zapatos.

Según los resultados del análisis de las encuestas realizadas extraemos que:

  • La comodidad es la principal prioridad. La amortiguación de la suela se consideró esencial, especialmente debajo del talón y en la parte delantera del pie. Suela flexible y antideslizante.
  • El calzado se debe quitar y poner fácilmente, con un cierre que no requiera un uso excesivo de las manos.
  • Encontrar zapatos con ancho adecuado es difícil. Algunas mujeres deciden comprarse un calzado con tamaño mayor al que le corresponde para que el zapato pueda adaptarse a las deformidades de los dedos de los pies. Esto puede llevar a tropezones o caídas debido al uso de un calzado mayor al número adecuado.
  • Las mujeres prefieren materiales naturales o cuero suave para su calzado ya que consideran que son materiales más transpirables.
  • Son preferibles los zapatos más livianos o que no pesen.
  • La estética de los zapatos es de gran importancia para las mujeres con Artritis Reumatoide, en especial aquellas con actividad laboral y social importante.
  • El alto coste del calzado adecuado influye directamente en la decisión de su compra ya que si bien puede ser mejor para sus pies y generalmente más cómodo, no son garantía de comodidad.
  • La mayoría de las mujeres tuvieron una experiencia negativa en el momento de comprar los zapatos por sentimientos de vergüenza y falta de comprensión por los profesionales que les atienden, lo que les lleva a aumentar el nivel de estrés y ansiedad.

Las mujeres con Artritis Reumatoide dudan en usar calzado terapéutico o personalizado, a pesar de los beneficios del ajuste y la comodidad, prefieren usar zapatos de venta en zapaterías con una estética preferible, a pesar que no se ajusten adecuadamente.

En resumen, las mujeres con Artritis Reumatoide tienen las ideas claras de las características que debería tener su calzado. Buscan zapatos con amortiguación adecuada, ancho especial, suela flexible, que pesen poco, realizado con materiales transpirables y que sean fáciles de poner y quitar.

Tanto los podólogos como los vendedores de las zapaterías necesitan mayor conciencia sobre los problemas articulares que tienen las mujeres con Artritis Reumatoide para que puedan ayudarles a mejorar su experiencia con el calzado y maximizar la salud de sus pies.

Recomendaciones:

  • Si eres mujer y tienes Artritis Reumatoide es importante que disminuyas el uso de zapatos de tacón y de puntera estrecha. Si utilizas un poco de tacón, es preferible que sea en forma de cuña.
  • Una buena opción son los zapatos cómodos de suela flexible. Los zapatos duros no se aconsejan en las personas con Artritis Reumatoide.
  • No se recomienda utilizar zapatos que tengan escasa sujeción al pie como por ejemplo los zuecos o sandalias sueltas. Se recomienda calzado que se sujete bien al pie ya que si el calzado va suelto, obliga a hacer fuerza con los dedos y esto aumenta la tensión sobre ellos y podría provocar la aparición de dedos en martillo (deformidad en los dedos de los pies que hace que los dedos queden en posición flexionada con forma de martillos, de ahí su nombre).
  • Si utilizas sandalias, procura que lleven sujeción o pequeña correa que se ate al tobillo.
  • Los zapatos deportivos, flexibles pueden ir bien para personas con Artritis Reumatoide, en especial aquellos que se sujetan con velcro para evitar esfuerzos con las manos.

Consulta a tu médico/podólogo con respecto a este tema, él puede aconsejarte sobre la mejor opción para ti.

Fuente: in-pacient.es

Para ver la noticia completa pincha aquí.

Escribir un comentario