952 27 45 40 - 637 54 89 53
info@amare.es

Noticias

El estrés en exceso y el consumo de tabaco son los factores más comunes que originan el reuma

El reuma está constituido por más de 150 enfermedades que pueden llegar a comprometer el aparato osteoartromuscular (huesos, músculos y articulaciones). El síntoma más frecuente es dolor, rigidez o molestias en alguno de estos lugares. Para poder ser diagnosticado, es importante que el paciente haga una consulta precoz al médico reumatólogo.
“Algún dolor en alguna área articular o muscular, por el que se haya tomado antinflamatorio por los menos por una semana sin producirse alguna mejoría o, peor aún, haya aumentado, lo ideal es que consulte con el medico clínico, y eventualmente este lo va a derivar con el reumatólogo, o consulte directamente con el reumatólogo si tiene acceso directo”, explicó en los estudios de FM Vos (91.5) la doctora Mariela Araujo.
Las enfermedades más comunes, según lo indicado por la reumatóloga, son la artritis reumatoidea, la artrosis, fibromialgia, lupus, espondilitis anquilosantes, artritis psoriásica y la osteoporosis. “El reuma puede afectar desde niños hasta ancianos, la brecha más importante es entre los 20 y 30 años, el adulto joven, que puede ser afectado por estas enfermedades”, según detalló.

Artritis reumatoidea
Esta enfermedad inflamatoria crónica autoinmune de causa desconocida afecta principalmente las articulaciones, aunque puede comprometer otros órganos del cuerpo. Es una de las más frecuentes dentro del reuma, afectando al 1% de la población en Argentina, según indicó la profesional.
Si no es tratada a tiempo, produce destrucción articular, discapacidad física y alteración de la calidad de vida. “Esta enfermedad específicamente, además de afectar las articulaciones, puede tener un compromiso sistémico, serio, por lo tanto es muy importante el diagnóstico temprano, para aumentar la probabilidad de que el paciente entre en remisión o que esté libre de síntomas y, por lo tanto, que no tenga secuelas”, agregó.
Los tratamientos varían según la enfermedad. En el caso de esta última, se utilizan drogas que modifican su actividad y disminuyen las secuelas y el riesgo de tener complicaciones serias.
Araujo explicó además que la genética puede estar implicada en la aparición de estas enfermedades, pero no necesariamente se heredan. También hay varias causas desencadenantes que se han estudiado, tales como el tabaquismo en las mujeres, que hace que se “gatille” la enfermedad si existe alguna carga genética.
“Otra de las cosas que está bastante bien estudiada es el estrés afectivo. Pacientes que han sufrido una situación de estrés muy fuerte, como una pérdida familiar, algún estrés laboral, emocional o situaciones económicas, son los que desarrollan la enfermedad y muchas veces se encuentran en escalas sociales con problemas económicos importantes, que complican que tengan acceso al médico en forma temprana”, añadió.
Es que el estrés que no se sabe manejar y el tabaco son algunos de los factores que más influyen en la aparición de muchas de estas enfermedades, por eso se recomienda “un estilo de vida sano, alimentación sana, tratar de mantener el peso adecuado, hacer actividad física para manejar el estrés y no fumar, porque afecta el tratamiento y siempre vamos a tener más riesgo de complicaciones”.

Fuente: Diario San Rafael.

Para ver la noticia completa pincha aquí.

Escribir un comentario