952 27 45 40 - 637 54 89 53
info@amare.es

Noticias

El ejercicio y la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que provoca tanto inflamación como dolor articular y una fatiga intensa, distinta a la osteoartritis, donde se produce el desgaste del cartílago de las articulaciones a lo largo del tiempo.

En medio de una exacerbación, el ejercicio quizá parezca una misión imposible, y tal vez le aconsejen que descanse hasta que pase. Pero el ejercicio es una parte esencial del plan general de tratamiento para aliviar los síntomas de artritis reumatoide y mejorar la movilidad. Diseñe una rutina semanal que incluya estiramientos, ejercicio cardiovascular y entrenamiento en fuerza.

Los estiramientos mejoran la flexibilidad y el rango de movimiento. Primero, caliente sus músculos con 5 minutos de movimientos leves, y luego haga una serie de estiramientos dirigidos a todos los grupos musculares. Siempre sostenga cada estiramiento durante 20 segundos. El yoga y el taichí son actividades específicas que aumentan la flexibilidad, y que podrían incluso ayudar a aliviar el estrés emocional de la artritis reumatoide. Para aprender los puntos básicos, asista a una clase o trabaje con un instructor personal, por lo menos al principio.

Puede obtener los beneficios del ejercicio cardiovascular mediante ejercicios de bajo impacto, que son mejores para sus articulaciones que una actividad en la que se reciban muchos impactos, como correr. Caminar es magnífico, pero nadar y los ejercicios acuáticos es mejor porque estresan mucho menos las articulaciones debido a la flotabilidad en el agua.

Fuente: Artricenter.

Para ver la noticia completa pincha aquí.

Escribir un comentario