952 27 45 40 - 637 54 89 53
info@amare.es

Noticias

¿Cómo consiguen las terapias celulares recuperar las articulaciones?

La Medicina Regenerativa es una alternativa eficaz para el tratamiento de la artrosis, las lesiones deportivas y otras patologías músculoesqueléticas.

Hoy en día, existen técnicas de Medicina Regenerativa muy novedosas basadas en el uso de diversos grupos celulares entre ellos las células madre, que se encuentran en los propios tejidos del organismo, como puede ser la grasa, y que implantadas en la zona deteriorada favorecen la vascularización y recuperación de la zona dañada, dando lugar a la desaparición del dolor y a la mejoría en el movimiento.
Preguntamos al Dr. Carlos Jarabo, especialista en Medicina del deporte y la educación física y Experto en Medicina Regenerativa.

P¿Qué patologías tienen mejores resultados con este tratamiento?
RCon estos tratamientos podemos tratar la artrosis y degeneración del cartílago de cualquier articulación. Las más frecuentes y con mejores resultados son la artrosis de rodilla y de cadera, aunque también se tienen muy buenos resultados en la artrosis de tobillo u hombro. En articulaciones más pequeñas obtenemos mejoría también en la rizartrosis carpiana, que incapacita para realizar las pinzas entre el pulgar y el resto de los dedos.
En referencia al tratamiento de partes blandas, hay que destacar los efectos beneficiosos de estos tratamientos para las tendinitis y entesitis. Patologías como la tendinopatía del manguito rotador del hombro, la tendinitis rotuliana, la tendinitis aquílea o la epicondilitis se están tratando de manera habitual con resultados muy satisfactorios, tanto en deportistas como en personas sedentarias. Un ejemplo claro lo tenemos en deportistas de élite como Rafa Nadal o futbolistas, como Keylor Navas o Kiko Casilla.
También estamos tratando con terapias de medicina regenerativa las roturas musculares grado I y II (roturas parciales), obteniendo un “return to play” más temprano y con una menor incidencia de re-roturas, porque con ellas se produce la sustitución del tejido lesionado por el tejido original, en vez de formarse una cicatriz, que es mucho más débil.

P¿En qué se basa su eficacia?
RLa eficacia de cualquier técnica de tratamiento se basa primero en un buen diagnóstico, por un profesional bien cualificado y con experiencia contrastada, que hará una prescripción correcta, atendiendo a las necesidades reales del paciente. Por todo esto, estos tratamientos tienen que ser prescritos por médicos que conozcan muy bien, tanto las patologías a tratar como las técnicas que se aplican y que estos conocimientos estén corroborados por la experiencia y la formación necesaria. Últimamente, todo el mundo se está enganchando al carro de la medicina regenerativa y el tratamiento con células madre, cuando solo unos pocos estamos cualificados y conocemos realmente estos tratamientos. Está habiendo mucho intrusismo y mucha gente que habla de tratamientos con células madre. Para obtener una cantidad de células madre, suficiente para que tengan efecto regenerador, hay que extraerlas de los tejidos que más las contienen, y estos son la grasa y la médula ósea, no el PRP.
Nuestras terapias con factores de crecimiento y células madre mesenquimales adultas (procedentes de la fracción estromal vascular), son terapias eficaces, poco invasivas, rápidas y sin posibilidad de rechazo, gracias a que trabajamos con protocolos muy estudiados, basados en numerosos ensayos clínicos y con kits de procesado testados. En nuestras series de pacientes tratados por artrosis de rodilla grados II, III y IV, hemos obtenido la reducción del dolor en el paciente en al menos un 75% y la mejora de la funcionalidad en un mínimo del 40%, con lo que consigue una mejora de la calidad de vida y le permite recuperar su actividad normal.

P¿Por qué se inclina a tratar con Medicina Regenerativa? ¿qué otras alternativas tendrían los pacientes?
RLa Medicina Regenerativa no solo es una alternativa a otros tratamientos, sino que está comenzando a ser el tratamiento de primera elección para muchas de las patologías que hemos nombrado, ya que estas técnicas, en manos de médicos expertos, están carentes de los riesgos y efectos indeseables de los tratamientos clásicos y convencionales. Los antiinflamatorios tratan el síntoma, la inflamación, pero no la causa, además de, en muchos casos, dañar el estómago o el hígado, cuando el tratamiento se alarga en el tiempo. Con las células madre mesenquimales adultas de la fracción estromal vascular, tratamos la causa del dolor y la inflamación.
La colocación de prótesis o artroplastia, tanto en rodilla como en cadera, supone la eliminación de nuestra articulación y su sustitución por materiales “extraños” para nuestro organismo, el cual tiene que asimilar e incluir en la anatomía y que muchas veces, según las series estudiadas, hasta en un 40%, no lo aceptan y queda una prótesis dolorosa para el resto de la vida.
Cierto es que, Medicina Regenerativa y cirugía, pueden convivir, e incluso ser la primera coadyuvante de la segunda, como sería el caso de roturas completas tendinosas o ligamentarias en las que ayudará a reproducir el tejido original con todas sus características, en vez de formarse una cicatriz, que es un tejido inespecífico.

Fuente: Levante. El Mercantil Valenciano.

Para ver la noticia completa pincha aquí.

Escribir un comentario