952 27 45 40 - 637 54 89 53
info@amare.es

Noticias

Algunos pacientes de Artritis Reumatoide anteponen mantener su puesto de trabajo a su salud y bienestar social

Los resultados de un meta-análisis de reciente publicación resaltan cómo los empleados con artritis realizan estrategias de adaptación para mantener su vida laboral durante el mayor tiempo posible.

Las personas diagnosticadas de artritis a menudo tienen dificultades para mantener su empleo. Si bien los tratamientos han mejorado con el tiempo, los empleados con artritis comunican continuamente problemas para realizar su trabajo, tienen absentismo laboral frecuentemente y bajo nivel de productividad, lo que puede resultar en interrupciones o pérdida del empleo.

A pesar de los contratiempos, muchas personas con artritis siguen empleadas. Esto ha creado entre los investigadores un interés especial para comprender mejor las experiencias de las personas con artritis y con empleo y las estrategias de afrontamiento que utilizan para mantenerlo. Algunos pacientes con artritis y con empleo con niveles moderados de limitación de la actividad utilizan dispositivos de asistencia, muebles y/o ayuda de sus compañeros de trabajo. Otros reenfocan lo que significa para ellos el trabajo y valoran que éste proporciona una rutina, estimulación mental y distracción del dolor, más allá de mantener su independencia física y económica.

En las últimas dos décadas el empleo entre pacientes con artritis ha aumentado por lo que identificar y comprender los problemas, desafíos y estrategias de estos pacientes para mantener su empleo es de vital importancia.

Este meta-análisis, en el que se evalúa la información de más de 800 pacientes de 17 estudios de 7 países, se encontró una variedad de desafíos o problemas que afrontan los pacientes con Artritis Reumatoide: los relacionados con la enfermedad (fatiga, dolor, etc) y los relacionados con el trabajo (horas de trabajo, ritmo y tareas laborales).

Los pacientes con artritis utilizan conductas de afrontamiento en el trabajo, en su vida personal y cumplen con tratamientos médicos para mantener su nivel de productividad laboral y preservar el empleo durante el mayor tiempo posible. Tener un trabajo no es sólo una cuestión de independencia financiera, sino que es una forma en la que los pacientes con artritis pueden contribuir a la sociedad, mantener una identidad laboral positiva, tener estructura en su vida y manejar mejor los síntomas y el bienestar.

Muchos pacientes con trabajo y artritis se vieron a sí mismos como empleados capaces y competentes, lo que los alentó a encontrar diferentes formas y comportamientos para afrontar la enfermedad y sus síntomas y así, evitar ser etiquetados de “discapacitados” cuando sus síntomas empeoraban.

En conclusión, y según la información valorada en esta revisión: “Los empleados con artritis utilizan una variedad de estrategias para mantener el puesto de trabajo, pero primero confían en hacer sus propios ajustes, utilizando el apoyo social de familiares y amigos, y prueban diferentes tratamientos médicos para mantener su nivel actual de productividad laboral antes de revelar su condición o acceder a las adaptaciones en el lugar de trabajo”.

Esta revisión respalda los hallazgos previos acerca de que las personas con discapacidad están motivadas para continuar trabajando. Los resultados resaltan la plasticidad de los comportamientos de afrontamiento de los empleados con artritis, su creatividad para superar los desafíos y su ingenio para adaptarse a las limitaciones.

Fuente: In-pacient.es

Para ver la noticia completa pincha aquí.

Escribir un comentario