952 27 45 40 - 637 54 89 53
info@amare.es

Noticias

¿Cómo se diagnostica la Artritis Reumatoide?

Un paciente que presente síntomas tales como, movilidad reducida, manos hinchadas,atrofia muscular, febrícula y fatiga, y cuyas articulaciones muestran calor y sensibilidad al tacto deberá consultar con un profesional médico la posibilidad de que esté experimentando las primeras manifestaciones de Artritis Reumatoide.

Para realizar el diagnóstico correcto, el reumatólogo tiene que valorar los síntomas que presenta el paciente y hacer una exploración de las articulaciones en busca de inflamación o deformidad. Hay otras enfermedades reumáticas que pueden presentar los mismos síntomas que la AR, por ello puede resultar necesario realizar un análisis de sangre y radiografías para confirmar el diagnóstico.

Algunos de los parámetros que se miden en el análisis de sangre para confirmar el diagnóstico, son los siguientes:

Velocidad de sedimentación globular (VSG): es una prueba que mide la rapidez con que los glóbulos rojos descienden en un tubo de sangre durante una hora. La VSG es un indicador de inflamación y se incrementa por diversas causas, entre ellas la Artritis Reumatoide.
Proteína C reactiva (PCR): consiste en la detección de una proteína que se encuentra en la sangre , la cual se eleva cuando hay inflamación importante como en la Artritis Reumatoide, pero también puede elevarse en caso de infecciones, infartos, traumatismos y otras enfermedades reumatológicas.
Factor Reumatoide (FR): el FR es un anticuerpo, producido por las células B, que se dirige contra el propio organismo y que puede estar presente en el análisis de sangre de las personas que padecen AR, aproximadamente el 80% de las personas que padecen AR tienen el FR positivo en sangre, en este caso se dice que el paciente es seropositivo para el FR, por el contrario si no aparece elevado en el análisis sanguíneo el paciente es seronegativo. Por tanto el reporte de una cifra elevada, junto con otros hallazgos clínicos típicos de la AR, indica un posible diagnóstico de Artritis Reumatoide.
Anticuerpos anti-PCC: esta prueba diagnóstica está dirigida a la detección de anticuerpos contra el Péptido Cíclico Citrulinado. Esta prueba es más específica para el diagnóstico de la AR que la presencia a títulos elevados del FR.
El factor reumatoide se asocia a una AR más agresiva y con mayor morbimortalidad.
Al ser la Artritis Reumatoide una enfermedad progresiva, cuyo avance puede ser extremadamente rápido, recibir un diagnóstico adecuado a tiempo resulta vital, así como instaurar enseguida un tratamiento efectivo. Sin tratamiento, la progresión de la enfermedad, puede conducir a un daño articular irreversible.

Fuente: Roche Pacientes.

Para ver la noticia completa pincha aquí.

Escribir un comentario