952 27 45 40 - 637 54 89 53
info@amare.es

Noticias

20 cosas que debes saber sobre la artritis psoriásica

La artritis psoriásica es una enfermedad crónica e inflamatoria, que se presenta como una complicación de la psoriasis. La artritis psoriásica ocurre cuando una persona presenta los síntomas característicos de la psoriasis (irritación, enrojecimiento, picazón, parches o placas de piel gruesa, enrojecida y con escamas plateadas en la piel), y al mismo tiempo tiene síntomas de artritis (inflamación de las articulaciones, que causa dolor y rigidez).

Los síntomas de esta enfermedad pueden ocurrir gradualmente y ser leves o aparecen de repente y ser graves. Prácticamente cualquier articulación puede verse afectada, ocasionando rigidez matutina, disminución de la movilidad, inflamación y dolor articular; cambios en la apariencia de las uñas (picaduras, crestas, levantamiento); inflamación, enrojecimiento y dolor de ojos; parches secos y rojos en la piel, generalmente cubiertos con escamas de color blanco plateado.

A continuación te presentamos 20 aspectos de esta enfermedad que deberías conocer:

1. La artritis psoriásica se presenta sobre todo en personas entre los 30 y 50 años, y afecta a hombres y mujeres casi por igual.

2. Se calcula que entre el 10 y 30% de las personas con psoriasis, desarrollarán posteriormente artritis psoriásica.

3. Se calcula que alrededor del 40% de las personas que tienen artritis psoriásica tienen un pariente cercano, como un padre o hermano con psoriasis o artritis psoriásica, lo que sugiere un fuerte componente genético.

4. A la fecha se desconoce la causa exacta de la artritis psoriásica, se piensa que es causada por una combinación de factores genéticos, inmunológicos y ambientales.

5. El tener psoriasis no significa que se desarrollará artritis psoriásica, sin embargo, es el mayor factor de riesgo.

6. Las personas con psoriasis en las uñas de las manos o los pies, son más propensos a desarrollar artritis psoriásica, que quien la presenta en otras partes del cuerpo.

7. A la fecha no hay ninguna prueba de que el tratamiento agresivo de la psoriasis ayude a reducir la posibilidad de desarrollar artritis psoriásica.

8. La artritis psoriásica y la artritis reumatoide se parecen en que ambas causan inflamación crónica de las articulaciones. La gran diferencia entre las dos es la presencia de lesiones psoriásicas de la piel, así como la distribución de las articulaciones afectadas.

9. La artritis psoriásica afecta a varias articulaciones y a menudo es asimétrica, es decir, que puede aparecer en las articulaciones de un lado del cuerpo y no del otro. Esto también la diferencia de la artritis reumatoide, donde el daño a las articulaciones es generalmente simétrico (si te da en la mano derecha, también la tendrás en la izquierda).

10. La inflamación que provoca la artritis psoriásica en los dedos, provocan una apariencia de salchicha, es decir, no sólo ocurre en la zona de la articulación.

11. A la fecha no se ha encontrado cura para la artritis psoriásica.

12. No existe una prueba o análisis único y definitivo para el diagnóstico de la artritis psoriásica. Un diagnóstico se hace sobre la base de la evaluación clínica y por medio de la eliminación de otras posibles enfermedades.

13. En la mayoría de los casos, los síntomas de la piel se inicia antes que los síntomas de artritis, lo que hace que el diagnóstico sea más fácil.

14. En algunos casos, la artritis psoriática es difícil distinguir de la artritis reumatoide o la gota, sobre todo en las primeras etapas, donde las lesiones de la piel no son muy evidentes.

15. El impacto de la enfermedad depende de la gravedad y los sitios afectados. La artritis psoriásica severa en la columna vertebral y las articulaciones mayores puede afectar seriamente, mientras que la que ocurre en los dedos puede ser sólo una molestia.

16. El tratamiento de la artritis psoriásica debe estar supervisado por un reumatólogo, y para tratar las molestias de la piel, conviene ver a un dermatólogo. Los objetivos del tratamiento dependerá del lugar y la gravedad de la enfermedad.

17. Cuando la artritis psoriásica y la inflamación afectan a los tendones que sostienen las articulaciones, la condición se llama entesopatía. El dolor y la rigidez causada por la artritis psoriásica y entesopatía, pueden comenzar antes de que las articulaciones se vean afectadas.

18. Evitar los azúcares refinados puede ayudar a las personas con artritis psoriásica a presentar menos brotes. Estos azúcares se encuentran generalemtne en los dulces y otras golosinas, y pueden elevar los niveles de azúcar en la sangre y desencadenar una respuesta inflamatoria.

19. Las personas con artritis psoriásica pueden tener periodos de remisión, donde no hay prácticamente ningún síntoma o signo, y puede durar largos periodos de tiempo, dependiendo de la eficacia de su tratamiento.

20. En ciertos pacientes, la psoriasis puede estar en remisión, mientras que la artritis psoriásica no, o viceversa.

Fuente: Artricenter.

Para ver la noticia completa pincha aquí.

Escribir un comentario